Es esa persona que entra en tu web, deja sus datos en un formulario y pasa a formar parte de tus contactos. Si hace eso es porque está interesado en lo que haces (¡yujuuuuu!), así que trátalo bien y dale la atención que se merece.