El Plan de Igualdad

Desde el 7 de marzo de 2022, todas las empresas con más de 50 trabajadores en plantilla están obligadas a implantar un Plan de Igualdad.

No disponer del mismo puede suponer una sanción de entre 626€ y 187.515€, según indica la Ley de Infracciones y Sanciones.

 Además, la organización puede perder las ayudas o subvenciones dependientes del Ministerio de Empleo, así como ser excluidas de concurso público hasta dos años.

Dentro del Plan de Igualdad, existen dos documentos que son obligatorios para todas las empresas, independientemente del número de trabajadores contratados:

El registro retributivo

Se debe realizar para demostrar que no existe brecha salarial entre hombres y mujeres. Suele encargarse la asesoría laboral, aunque también puede gestionarlo la propia empresa.

El Protocolo de Prevención del Acoso Laboral

Todas las empresas que tengan trabajadores están obligadas a implantarlo con el fin de detectar y prevenir situaciones de acoso laboral, ya sea moral, sexual o por razón de sexo.

+ info 

La elaboración del Plan de Igualdad consta de varias fases en las que la entidad debe contar con el asesoramiento de personal experto, ya que dicho plan tiene que cumplir los requerimientos normativos y ser registrado en el Ministerio de Trabajo y Economía social.

icon_clock icon El tiempo de implantación va de 2 a 6 meses.

Nuestro servicio incluye:

Elaboración de la documentación requerida a partir de la información aportada por la entidad.

Asistencia técnica para el desarrollo de las distintas fases del plan, su aprobación y su registro.

Formación on-line en Igualdad para toda la plantilla

Cargando