Es fijarse en cómo lo hacen los «grandes» adaptando sus técnicas a tu empresa. ¡OJO! eso no significa copiar, sino aprender siendo consciente de lo que puedes poner en práctica según tu capacidad. Habrá cosas que podrás aplicar y otras que no. Ten paciencia y sé muy realista.