Toda crisis representa una oportunidad. La crisis económica en la que hemos estado inmersos desde hace años ha propiciado, por ejemplo, la proliferación de las tiendas on-line. Es evidente que, al no necesitar un local físico, ahorramos costes. Sin embargo, hay una serie de bulos sobre ellas que pueden llevarnos al fracaso.

 1- LA TIENDA FUNCIONA SOLA. Montar una tienda on-line requiere la misma atención que una física. Nuestro local es el espacio que ocupamos en internet. Ese espacio tiene que atraer a la venta. Igualmente necesitamos estar en unlugar con mucho tránsito, un escaparate atractivo, un personal que atienda al cliente que entre a visitarla y lo conduzca a la compra. Si tu local está apartado, sucio, no es atractivo o el dependiente no te presta atención al entrar, ¿comprarías allí?     

2- EL INFORMÁTICO ES EL RESPONSABLE DE LA VENTA. Si encargas a un informático que te haga una tienda on-line, lo que hará será programarla y volcarle la información que le des. Su cometido es asegurarse de que técnicamente funcione; nada más. Si no sabes a quién le vas a vender tus productos o servicios, si las fotos son de mala calidad, si falta o sobra información y está mal estructurada el responsable no es otro que el propietario de la tienda.

3- NO HACE FALTA CUMPLIR NINGUNA NORMATIVA. Una tienda on-line no es una ciudad sin ley. Exceptuando los derivados de tener un local abierto al público (como la licencia de apertura) un negocio on-line tiene unos requisitos que son ineludibles, como estar de alta como autónomo o empresa (ya que existe una transacción comercial) y cumplir con la Ley Orgánica de Protección de Datos (ya que para poder comprar, el cliente tiene que dejar sus datos de contacto).

4- NO PAGAS IMPUESTOS. Dado que existen transacciones comerciales, se pagan los mismos impuestos que en cualquier otro negocio (IVA, RENTA, impuestos especiales para el comercio internacional, etc.)

5- SÓLO ESTÁN DESTINADAS A LA VENTA. Aunque el fin último de cualquier negocio es lograr un beneficio económico, en un negocio on-line el verdadero valor está en la base de datos. Los clientes que se registren nos están dando acceso a sus datos no sólo para la compra que puedan realizar en ese momento, también para futuras comunicaciones sobre ofertas. De ese modo, la interacción es continua y no acaba en esa venta, sino que se orienta a ventas futuras. Además, hemos de establecer herramientas para analizar el comportamiento del visitante a la web, ya que puede ayudarnos a mejorar su experiencia como usuario y, por tanto, garantizar la venta.

Para orientar correctamente nuestra empresa debemos entender que la tienda on-line es, en realidad, un NEGOCIO. Y, como tal, existen innumerables condicionantes que pueden hacerlo funcionar o no. Las posibilidades de estos nuevos modelos de negocio son infinitas y existen profesionales como DONWORRI que pueden llevar tu idea a la web convirtiéndola en un negocio de éxito.

Como reflexión final nos quedamos con esta frase de Sixto Arias, CEO y fundador de Made in Mobile.

«Lo importante de un negocio ONLINE no es la web, es el marketing.»